sábado, 20 de diciembre de 2008

SAN PEDRO


Allí nos volvíamos cansados pero acabábamos de ver la Basílica de las Basílicas y sobre todo aquella increíble Plaza. Recuerdo aquel día con mucho cariño igual que todos los que pasamos en nuestra segunda ciudad.